Rompepiernas

El recorrido rompepiernas es uno de los más largos y espectaculares que podremos realizar en esta zona. Transitaremos por algunos de los senderos más apartados (Paco de San Juan, Camino de las fuentes, senda de Gavin o la senda de Concejo) y como su propio nombre indica, deberemos guardar fuerzas para la última subida a Cuculo por la dura senda de las gradas y luego afrontar el largo descenso por la Ralla hasta Santa Cruz de la Seros. Itinerario recomendado para corredores, ya que su gran distancia y desnivel nos llevaran unas cuantas horas para realizarlo.

Desde el panel de información de senderos, cruzaremos el Barranco, hacia el aparcamiento del Hostal de Santa Cruz, atravesándolo para remontar por la calle empedrada y en aproximadamente 150 metros coger el sendero a la izquierda junto al poste indicativo en dirección al Monasterio de San Juan de la Peña.

Remontarlo en fuerte subida durante 800 metros y pasar junto a un poste indicativo del Espacio Protegido, lugar donde seguiremos nuestro ascenso a la derecha bajo una línea de alta tensión; al cabo de 300 metros tomaremos a mano izquierda la Cabañera y subiremos por ella desde este cruce unos 350 metros, para abandonarla a la izquierda y adentrarnos en la preciosa Senda del Paco de San Juan, con continuas pero pequeñas subidas y bajadas.

Llegaremos en aproximadamente 1500 metros hasta un cruce de caminos, donde tomaremos el de la derecha y remontaremos brevemente para salir del bosque al claro de la Corona, muga de los términos municipales de Atares y Santa Cruz de la Seros con la Peña Oroel enfrente nuestro.

Desnivel positivo

1715 M

Desnivel negativo

1715 M

Altura Máxima

1549 M

Distancia

24,9 KM

En este punto giraremos a la derecha para coger el sendero que se adentra de nuevo en el bosque y afrontar la dura ascensión hasta el Monte de Balsera. El camino sube en continuos zigzags, haciendo un poco más llevadera nuestra subida, a ratos atravesando los restos del incendio que asolaron esta zona años atrás para acabar nuestro ascenso coronando brevemente y sin dificultad la cresta cimera al Monte de Balsera con grandes vistas del Pirineo Aragonés.

Ahora toca descender a mano izquierda por la pista cortafuegos que, con varios repechos, cortos, aunque algo duros, nos llevarán durante 700 metros al prado conocido como la Colladona, donde giraremos a mano izquierda para llegar poco después a la carretera y cruzarla para tomar un sendero a mano derecha, paralelo a ésta durante 500 metros hasta llegar al desvío donde comienza el descenso hacia Botaya. Bajar por el hasta un cruce donde a la derecha y por el Camino de Santiago remontaremos para llegar a un collado bajo un poste del tendido eléctrico.

En este punto giramos a la izquierda y empezamos la ascensión por la misma cresta pasando por las ruinas de la ermita de Santa Teresa y continuamos recto en suave ascenso hasta llegar a una pista asfaltada. La tomamos a la izquierda y al cabo de 150 metros cogemos de nuevo el sendero que transcurre por la cresta hasta llegar a unas antenas repetidoras de telefonía.

Es hora de abandonar definitivamente la cresta y descender a la derecha por el asfalto hasta llegar a un cruce de pistas donde cogeremos la de la izquierda y transitaremos por ella durante 600 metros. Dejaremos la pista y nos adentraremos a la derecha en el bosque para ir a buscar el Camino de las Fuentes donde seguiremos recto en suave descenso; tras pasar por unos abrevaderos el camino se convierte ahora en pista junto a una caseta de captación de agua y abandona el bosque para ofrecernos unas vistas espectaculares de los Pirineos que se abren ante nosotros. La pista, prácticamente llana, va girando a derechas y 200 metros antes de llegar a una paridera de ganado, abandonarla a mano izquierda e introducirnos por la senda que entre el erizón nos llevara en suave descenso hasta un paso entre rocas donde tendremos Santa Cruz de la Seros a nuestros pies.

Desde este excelente mirador, descenderemos al principio con precaución, hasta salir a la carretera de San Juan de la Peña para descender por ella unos 500 metros, extremando la precaución, pasando por el Mirador de la Cuandra, lugar donde tendremos una vista panorámica de nuestro recorrido, así como de prácticamente toda la Sierra.

Continuamos otros 100 metros más por el asfalto, para entre las biondas de protección, tomar a la derecha la senda de la Glera de Bertolo, que en fuerte descenso nos llevara a la Zona Recreativa del Cubilar Nuevo- o de Bartolo-, lugar donde podremos aprovisionarnos de agua en su Fuente. Atravesar el Cubilar, obviando los desvíos a mano izquierda, para acercarnos al final de la pradera junto a una roca y cruzar dos veces el cauce del Barranco Carbonera; tras pasar por el Refugio Forestal, cruzarlo una vez más para salir en breve a la carretera y cogerla de nuevo en subida a mano izquierda otros 150 metros para poco después abandonarla a la derecha junto a unas rocas.

Toca remontar durante 600 metros en continuo ascenso por monte bajo en dirección al Cubilar de Gavin. Una vez acabada la subida, la senda ira girando a la izquierda para adentrarnos hacia el pinar y por la preciosa Senda de Concejo bajo los pies de la Peña Cagallon y descender hasta el fondo de la Garganta. Continuamos a la derecha y tras cruzar el cauce del Barranco, afrontar la parte más dura de nuestro recorrido, aunque la belleza y tranquilidad del entorno y las continuas lazadas nos harán más llevadera la ascensión.

Saldremos a una vieja pista de saca de madera justo donde disminuye la pendiente; girar a la derecha y en pocos metros salir del bosque en el Cubilar del Cuello, para atravesar la pradera que da acceso en pocos metros al Collado Betito, punto de separación entre los dos grandes montes Cuculo y San Salvador.

Una vez lleguemos al collado, seguiremos a la derecha en dirección norte para afrontar la última subida del día hasta la cumbre de Cuculo, por camino abierto entre erizones y dejándonos guiar por los numerosos hitos de piedra.

Desde dicha cumbre deberemos continuar a la derecha, buscando los hitos de piedra que nos ayudaran a encontrar la senda entre los erizones, descendiendo un buen rato por la misma divisoria de aguas, sin perdida alguna. Obviaremos el desvío a la izquierda que nos bajaría a Binacua en la zona llamada Planies continuando nuestro descenso primero por la misma divisoria de aguas para después, al cabo de 350 metros y a la derecha introducirnos en el bosque de carrascas y continuar la larga bajada hasta salir a un cruce de caminos junto a una caseta de pastores en ruinas.

A continuación, giramos a la derecha por el camino del Carrascal Bajo durante 800 metros hasta salir a la carretera de acceso a San Juan de la Peña. Tomarla a la izquierda 150 metros y descender a la derecha por el antiguo camino de San Salvador otros 250 metros para volver a girar a la derecha y adentrarnos por bosque más cerrado en la senda que baja hasta la caseta de la toma del agua del pueblo; ya solo nos queda retornar por pista hasta nuestro punto de partida en el pueblo.